Johnnie Walker

Entre las etiquetas rojas, azules o negras, no sabes dónde empezar tu colección. Una cosa es segura, el whisky Johnnie Walker es una referencia esencial que no debería faltar en ningún bar. La Casa del Whisky te invita a visitar una reserva escocesa sin igual. Bajo las bóvedas idealmente templadas, dos siglos de destilación nos contemplan. Mejor que un espíritu, es una especie de arte de vivir que se embotella y se ofrece.

Error: puede que no exista la vista de 8fd50aczkw

Etiquetas del Whisky Johnnie Walker

Han pasado más de dos siglos desde que Johnnie Walker inventó el arte de la mezcla, y se la reconoce por sus etiquetas que desde entonces se ha convertido en una especialidad escocesa. Si la venerable casa siempre está por delante de la competencia, es porque tiene colosales reservas de grano, pasando brillantemente de un solo grano a una sola malta. Veamos las especialidades en las etiquetas.

Johnnie Walker

Etiqueta Roja

Si busca descubrir la marca a través de una de sus firmas más características, le sugerimos que elija Johnnie Walker Red Label. Es gracias a esta legendaria botella que la casa escocesa se dio a conocer en todo el mundo. Lo que te llama la atención cuando lo pruebas es la opulencia de su perfil.

Tiene un carácter asertivo cuyas múltiples facetas se redescubren con cada cata. La Etiqueta Roja se utiliza como base histórica para la composición de muchos cócteles. Este es el whisky más vendido del mundo, un valor seguro que atraerá tanto a los principiantes como a los catadores experimentados. Es el whisky que nos gusta compartir en las noches de fiesta, un espíritu atemporal y asequible que pone la alta calidad al alcance del mayor número.

Etiqueta Negra

Johnnie Walker Black Label es una botella de culto que nunca falla en el minibar del coleccionista. A menudo se dice que la etiqueta sirve como punto de referencia del valor en el segmento del whisky de gama alta. Una cosa es segura, Etiqueta Negra es un estándar inevitable, un faro contra el cual la competencia se está orientando. Es complejo, profundo e intrigante.

Cada sorbo es un desafío sensorial. Siempre hay un sabor que no captaste, un aroma que no notaste cuando lo probaste por primera vez. Ocasiones especiales, el que se sirve a los amigos más cercanos y evita, si es posible, ahogarse en una inundación de refrescos demasiado dulces.

Una leyenda

Como pueden imaginar, la historia está íntimamente ligada a la biografía de su fundador. Todo comienza a principios del siglo XIX. Proveniente de una familia de campesinos, el joven Johnnie Walker tuvo el dolor de perder a su padre cuando aún era muy joven.

Sin embargo, hay que decir que esta difícil prueba forjó el carácter del joven que no tuvo más remedio que encontrar una forma efectiva de ganarse la vida para él y su familia. Es en los suburbios de la encantadora ciudad de Kilmarnock.

Antes de esto, John tuvo tiempo de experimentar un sentido de los negocios fuera de lo común en una pequeña tienda. Vendía malta simple de baja calidad y se le ocurrió mejorar la receta para adaptarla a sus gustos. La creación fue un éxito inmediato con sus clientes.

Un negocio familiar

Es su hijo, Alexander, quien aumentó los éxitos comerciales iniciados por el padre. Aprovechó la revolución industrial que no había olvidado pasar por Kilmarnock a través de una línea de ferrocarril.

En 1867, se lanzó al mercado la primera mezcla de Highland. Muy rápidamente, el whisky viajó por todo el mundo, empezando por la costa oeste de Escocia. Podemos decir, sin exagerar, que fue un precursor en términos de exportación.

Las botellas

La forma de las botellas juega un papel importante en la imagen de la marca. Alexander Walker fue responsable de la creación de estos elegantes, intemporales e irrompibles objetos. Gracias a estas botellas especiales pudo una vez cruzar los océanos sin riesgo de romper el vidrio. En la década de 1920, la marca se convirtió en un icono mundial. Incluso hoy en día, sigue siendo capaz de seducir a las estrellas de Hollywood y a los trabajadores de las tierras altas al mismo tiempo.